De las situaciones que enfrentan los conductores cuando el agente de tránsito le impone multa por infracción de tránsito.

multaLos agentes de tránsito o cualquier agente policial en funciones, podrán detener la marcha de un vehículo y exigir a su conductor (a) la presentación de los documentos que debe de portar: licencia o permiso para conducir, licencia de circulación o permiso provisional que ampara la circulación del vehículo, independiente si este ha cometido alguna infracción de tránsito o no. Sin embargo solamente los agentes de tránsito podrán imponer multas de tránsito y trasladar conductores a las Unidades de Policía, por causas de infracciones a la Ley 431.

2boletas

Se le impondrá la multa(s) correspondiente, retirándole la licencia de conducir y entregándole Licencia provisional (boleta amarilla) para que pueda continuar conduciendo. Tendrá un plazo de treinta días para hacer efectivo el debido pago

Se le ocupará la licencia provisional (boleta amarilla) y se le entregará nueva licencia provisional, transcribiendo en la misma la (s) multa (s) aplicadas anteriores e imponiéndole la nueva multa.

Todas las multas acumuladas en la boleta, deben ser pagadas en la fecha que corresponde a la primera multa aplicada. Si no realiza los pagos en el tiempo correspondiente, estos se le duplicará.

Se le ocupará la licencia provisional vencida (boleta amarilla), y le entregará una licencia de conducir provisional de 24 horas, que es la boleta roja, recogiendo en la misma, la (s) multa (s) anterior(es), y se le aplicará la multa correspondiente por conducir con documento vencido y además se le impondrá la nueva multa si corresponde el caso.

La boleta roja no será en ningún caso, documento temporal habilitante para conducir un vehículo automotor después de veinticuatro horas de emitida la misma. En caso de falta de pago de la boleta roja (24) horas, se duplicará el pago de la(s) multa(s) impuesta(s) una sola vez.

Si el conductor (a) no pagara el valor duplicado de la multa en un lapso de seis meses, el jefe de tránsito, el jefe del Departamento de Licencias o el jefe Nacional de Tránsito en su caso, podrá suspender la licencia según la gravedad de la o las multas impuestas.

Se le ocupará la boleta roja vencida, y la licencia de circulación del vehículo, el mismo se enviará al parqueo o depósito municipal o privado. Se le aplicará la multa correspondiente.

Para poder retirar el vehículo, el propietario o conductor deberá de pagar la(s) multa(s) y presentarlas al jefe de tránsito correspondiente para que autorice el retiro del vehículo del depósito municipal o privado, previo pago del servicio brindado por el depósito.


En este caso se presentan dos situaciones:

  1. Tener licencia de conducir pero no portarla. El agente de tránsito inmoviliza el vehículo en el lugar, hasta que otra persona o el mismo la presente. Si transcurrido dos horas y esta no la presenta, el vehículo será conducido al depósito municipal o privado y solo se entregará previa comprobación de la licencia, pago de la multa y pago del Depósito.
  2. No poseer licencia de conducir. El agente de tránsito inmoviliza el vehículo y lo envía al Depósito. Entrega al infractor la multa correspondiente al art. 26 numeral 13, retirándole la licencia de circulación. Se entregará el vehículo, hasta que se presente el propietario del vehículo o persona autorizada que tenga licencia de conducir idónea para conducirlo previo pago de la multa y pago del depósito. sin perjucio de las acciones administrativas y Judiciales en las que se vio envuelto el conductor.

Para la imposición de la multa administrativa en concepto de infracción de la Ley 431, el agente de tránsito debe retener al Conductor(a) la Licencia de conducir, verificando la legitimidad de los datos en ella reflejados y contrastados contra la Cédula de Identidad, posteriormente elabora la Boleta de Infracción, que servirá como Licencia Provisional de Conducir durante treinta días prorrogables por una sola vez, lapso en el cual deberá pagar el valor de la multa y en el caso de haber sido prorrogado se agrega un veinte por ciento del valor de la multa originalmente impuesta.

Esta Licencia podrá ser retirada únicamente cuando se encuentre a su poseedor conduciendo más allá de los treinta días sin haberla prorrogado, o cuando el plazo establecido en la prorroga se haya vencido; en tal caso se retendrá la licencia provisional y se entrega una boleta en la cual se hagan constar las infracciones y multas anotadas en la Licencia Provisional vencida agregando la infracción y la multa cometidas por conducir con licencia vencida, esta última boleta no será documento habilitante para conducir después de veinte y cuatro horas de impuesta.

En todos los casos de accidente de tránsito se procederá a la retención de la licencia de conducir de los conductores involucrados, una vez concluida la investigación y establecida las causas que lo generaron se aplicará la o las medidas administrativas pertinentes a quien corresponda, sin perjuicio de lo que se establece en la resolución judicial.

En casos de las infracciones contempladas en el numeral 2 del artículo 26 de la presente Ley, se requerirá el resultado del examen de alcoholemia practicado por el agente de tránsito con el alcoholímetro. En el caso del numeral 3, el examen se realizará en el instituto de Medicina Legal, en el Laboratorio de Criminalística de la Policía Nacional o por centros debidamente habilitados.

Además de la multa de carácter pecuniario, la Policía Nacional podrá proceder a la retención del conductor hasta por 12 horas; siempre y cuando, no hayan lesionado de ninguna naturaleza, caso contrario, pasaran al infractor a la orden de los tribunales competentes por el delito que corresponda según la tipificación del caso y el proceso judicial pertinente.

Para la retención del conductor, la Policía Nacional lo ubicará en un ambiente separado del utilizado regularmente para la ubicación de los detenidos por otras razones o circunstancias.

En cualquiera de los casos, los familiares de los retenidos podrán hacerse presentes en las instalaciones policiales para llevarse al ciudadano retenido, y a quienes deberán de entregar el vehículo y las pertenencias con inventario detallado de esas y asumiendo la responsabilidad en caso de que este volviese a conducir y causare daños materiales.

Una vez pagada la multa, si no es posible entregar la licencia de conducir, la Especialidad de Seguridad de Transito entregara un permiso provisional valido por 30 días, sin costo alguno.