Para la realización de la prueba de alcoholemia se establece el uso obligatorio del Alcoholímetro, sus características principales, condiciones de uso, calibración, reparación y mantenimiento, explotación, conservación de los registros se establecerán en el Manual de procedimientos que al efecto elabore la Especialidad de Seguridad de Transito.

Luego de realizada la prueba de alcoholimetría, el agente debe imponer la multa contemplada en el 26, numeral 34 y autoriza a la persona examinada continuar la marcha. Si el resultado de la Prueba indicare una cantidad de gramos de alcohol por litro de sangre menor a 0.5 no se retiene ni se impone multa. Excepto los conductores profesionales de transporte de carga o pasajeros, que serán multados toda vez que el resultado de alcoholimetría sea igual o mayor a 0.2 gramos de alcohol por litro de sangre

Una vez realizada la prueba de alcoholimetría, si el resultado del examen es mayor de un gramo de alcohol y hasta dos gramos de alcohol por litro de sangre, el agente impone la multa respectiva y retiene a la persona examinada hasta por un plazo de 12 horas o hasta que se presente un familiar a retirarlo de la unidad, donde debe permanecer en un espacio habilitado a estos efectos sin relacionarlo con los delincuentes comunes

Si el resultado del examen de alcoholemia fuere mayor de dos gramos de alcohol por litro de sangre el agente impone la multa respectiva y detiene a la persona examinada, trasladándola a la unidad policial donde se elabora el informe policial con el cual será puesto a la orden de la autoridad competente para iniciar el proceso en el cual se les aplicara el Artículo 159, párrafo primero del Código Penal, los conductores no comprendidos en el artículo referenciado que infrinjan la norma se les aplicara lo estipulado el Artículo 326 del Código Penal.

Se considera que una persona conduce a exceso de velocidad cuando el dispositivo radar detector de velocidad, indique que el vehículo que se controla, circula a una velocidad tal que, excede en UN DIEZ POR CIENTO (10%) el límite de velocidad establecida en la señalización existente en la vía que se controla, si no existiere señalización nos atendremos a los límites establecidos en la Ley 431: perímetros Urbanos: 45 Km. por hora. Pistas: 60 Km. y carreteras: 100 Km. El sistema de radar es considerado como el principal instrumento legal para medir la velocidad de los vehículos mediante un cinemómetro correctamente aplicado.

Se presume que un conductor se da a la fuga, cuando después de un accidente de tránsito, abandona el lugar del suceso y no se reporta de inmediato a la Delegación Policial más cercana. Cuando se compruebe la participación y responsabilidad del conductor (a), independiente del proceso judicial a que diere lugar el hecho, se le aplicara la multa y se le suspenderá la licencia de conducir en los casos que amerita.

En los casos de los numerales 1 y 2 de este mismo artículo y a solicitud del conductor se le podrá realizar un examen de sangre para constatar su ingesta; en estos casos se le debe de permitir sin mayor dilación e impedimento alguno.

Sin perjuicio de lo establecido en el Artículo 26 bis Conducción Temeraria en los numerales 1, 2, 3 y 4, se consideran expresión de la conducción temeraria las siguientes:

  1. Aventajar por la derecha, utilizando el arcén sin respetar la fila de vehículos que esperan.
  2. Utilizar un carril direccional de giro para aventajar la fila y ocupar una posición ventajosa.
  3. Circular al centro de dos carriles en motocicleta, o haciendo zigzag en la fila de vehículos.
  4. Circular en doble fila de motocicletas sobre un mismo carril.

El jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional, el jefe del Departamento de Licencias, los jefes de tránsito de las delegaciones departamentales y distritales, tienen la facultad de suspender o cancelar la licencia de conducir de aquel conductor que participe en un accidente generando homicidio o lesiones imprudentes por accidente de tránsito y que se determine administrativamente que es responsable del mismo; por violación a las normas generales de tránsito, según corresponda y en apego a las causales y procedimientos establecidos en la Ley 431 y en este cuerpo normativo.

Así mismo, tienen las facultades de suspender o cancelar las licencias de conducir en el ámbito de su circunscripción territorial por las causales establecidas en la Ley y reglamentadas en este cuerpo normativo.

Cuando la Persona autorizada haya sido multada y no pague en un plazo máximo de seis meses a partir de la fecha de aplicación de la multa, la Especialidad de Seguridad de Transito procederá a cancelar la licencia por abandono de la Autorización. De igual manera procederá la Especialidad de Seguridad de Transito cuando la persona multada gestione y obtenga una nueva licencia de conducir.

Una vez, que el infractor, cancele el valor de la multa y se presente a la oficina de tránsito correspondiente a retirar la licencia de conducir, se le notificará por escrito la resolución de la suspensión o cancelación de la licencia, indicando fecha de las infracciones, su acumulación, tiempo de la misma y los requisitos que debe de cumplir para volver a obtenerla, excepto en el caso de cancelación.

Por cada suspensión, el conductor (a) sancionado con esta medida está obligado a recibir un curso de adiestramiento y manejo vial por un período no menor de 40 horas, cuyo costo será asumido por el infractor e impartido por el Centro de Educación Vial de la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional, en el caso de Managua se hará centralmente.

Una vez cumplido y aprobado el mismo, podrá completar los otros requisitos y gestionar nuevamente su licencia de conducir. Este curso debe incrementar su duración conforme a la cantidad de suspensiones que el Conductor (a) haya tenido.

Otras sanciones administrativas (Trabajo comunal o Servicio social)

El Ministerio de Salud a través del Instituto de Alcoholismo y Drogadicción establecerá y notificara a la Especialidad de Seguridad de Transito del programa especial de rehabilitación que deberán cumplir las personas que deban ser sometidas a este proceso, librando la certificación correspondiente, necesaria para la devolución de la licencia de conducir una vez concluido este programa y el periodo de suspensión de la misma, así mismo informara las localidades, días y horarios en que se llevara a cabo el mismo para la inscripción de los afectados por este problema y que hayan sido objeto de multa.

 La Especialidad de Seguridad de Transito en coordinación con las autoridades del sector salud, transporte e infraestructura, gobiernos locales, establecerán los horarios, lugares y actividades que cumplirán estas personas y emitirán el comprobante que avale el cumplimiento de este servicio comunitario, el que la primera vez será de 24 horas, la segunda suspensión implicara trabajo social por 48 horas y la tercera vez será de 96 horas